Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Epidermis

La epidermis es la capa más superficial de su piel.  Está compuesta por millones de células unidas por lípidos.  Esto crea una barrera resiliente y regula la cantidad de agua que su cuerpo libera.

La parte más externa de la epidermis (stratum coreneum) está compuesta por capas de células planas.  Debajo, la capa basal—compuesta por proteínas organizadas en lo que parecen columnas—produce nuevas células de la piel.  Eso se debe a que esta capa es la única de las cinco partes de la epidermis en la que se produce la mitosis (división del núcleo celular).  Así, las células de la piel más viejas se desprenden de la capa más superior y las nuevas suben desde la capa basal para ocupar su lugar.

Su epidermis contiene cuatro diferentes tipos de células.  La mayoría son queratinocitos, que forman su barrera protectora a prueba de agua.  La melanina—o el pigmento de la piel—se produce en los melanocitos de la epidermis.  Las células de Langerhans y de Merkel lidian con la respuesta inmunitaria y con la sensación, respectivamente.

Dermis

La siguiente capa de la piel es la dermis.  Está debajo de la epidermis y es responsable de una variedad de funciones.

Esta capa contiene las raíces del pelo, las terminaciones nerviosas, los vasos sanguíneos y las glándulas sudoríparas que ayudan a regular la temperatura corporal y a eliminar los productos de desecho.  La dermis también contiene glándulas de grasa (sebáceas) que mantienen el aspecto suave y terso de la piel, y también ayudan a mantener fuera el agua.

Su dermis tiene dos partes, la parte papilar y la reticular. La dermis papilar contiene las conexiones que ayudan a abastecer sangre y nutrientes a la epidermis. La dermis reticular es la porción más gruesa y profunda que contiene los elementos estructurales como colágeno y elastina, los cuales dan a la piel su flexibilidad y su fuerza.  Los folículos capilares y las glándulas también están en la dermis reticular.

Hipodermis o tejido subcutáneo

El tejido subcutáneo es la capa más inferior del sistema integumentario.  Se utiliza principalmente para almacenar la grasa.  La hipodermis contiene el tejido conectivo que une la piel a los músculos y huesos.  También da apoyo a los vasos sanguíneos, a los nervios y a las glándulas que están en la dermis.

Elementos clave de la matriz de la piel

La matriz de la piel es un grupo de proteínas, grasas y péptidos que ofrecen resiliencia y estabilidad.  Estos son los principales componentes de esta estructura de apoyo:

  • Elastina – proteína que forma tejido conectivo elástico, se encuentra en la dermis
  • Queratina – proteína estructural clave que compone la capa más exterior de la piel
  • Colágeno – aminoácido de cadena larga que compone la mayoría de las proteínas presentes en la piel
  • Lípidos – son la “argamasa” que ayuda a fijar la humedad y mantiene unidas las células
  • Péptidos – son cadenas de aminoácidos que envían señales a nuestras células para decirles cómo funcionar

Recibe nuestras novedades

Usana © Todos los derechos reservados.